Cedecol en los medios

Cedecol reflexiona sobre artículo de El Tiempo

Cedecol reflexiona sobre artículo de El Tiempo

Cedecol reflexiona sobre artículo de El Tiempo

Sin títuloEl pasado domingo 6 de octubre, el diario El Tiempo publicó en páginas 2 y 3 un informe titulado “CASI 5.000 IGLESIAS COMPITEN POR LA FE DE LOS COLOMBIANOS”. Esta cifra nos hace pensar sobre la importancia que tiene la iglesia evangélica en el país y como ha estado creciendo al punto que para los próximos años, estaremos superando a la iglesia católica en Colombia. Sin embargo es importante que este crecimiento no se vea como una competencia, pues la razón de ser de las iglesias en una nación es hacer parte de una cultura del cambio desde los valores bíblicos para el bien de una nación; nosotros estamos para servir a las comunidades y no para competir.

Existe en CEDECOL un vivo celo por mantener una organización ordenada y somos nosotros los encargados de generar los espacios de orden eclesiológico en todo el país y lo estamos logrando de la mano con el ministerio del interior. A las iglesias que no se han afiliado a CEDECOL y no están inscritas en el ministerio del interior, les invitamos a hacerlo muy pronto, pues no podemos olvidar que uno de los principios de los cristianos es “DECENTEMENTE Y CON ORDEN”. Para CEDECOL las iglesias pequeñas o que se están desarrollando en una casa o en un lugar adecuado para un garaje, no son “iglesias de garaje”, son iglesias domésticas que nacen como lo hicieron las grandes iglesias de este país y como fue la tarea de esta en tiempo de Pablo, cuando él decía: SALUDAME A LA IGLESIA QUE ESTA EN TU CASA.

Con respecto al diezmo, una vez más tenemos que afirmar que los cristianos tenemos la Biblia como nuestra única fuentes de comportamiento y orden, en ella se afirma que el diezmo es una acción que debemos cumplir aquellos que hemos confesado a Cristo como nuestros Señor y salvador, así que el diezmo es una decisión de obediencia de todo creyente.

CEDECOL cree que el llamado al ministerio es una vocación y no una profesión, sin embargo, la Biblia nos invita a ser excelentes en nuestro trabajo y para eso es necesario que los pastores se preparen en los seminarios oficializados por el gobierno para prestar un mejor servicio a la comunidad.

Finalmente, el tema del presunto pastor Álvaro Gámez es un hecho aislado que no corresponde al sinnúmero de pastores y líderes cristianos cuyo único interés es hacer bien a las personas, porque nos mueve una solidaridad y un amor por los semejantes que viven perdida en el mundo. El Señor Álvaro Gámez no es pastor, ni está avalado por ninguna organización cristiana y mucho menos pertenece a CEDECOL.

Hoy queremos animar a todas las iglesias, ministerios, organizaciones y asociaciones pastorales para que se unan a CEDECOL, a fin de darle toda la fuerza y la representación que nos permita hacer lo que en este comunicado estamos haciendo.

¡POR UNA CEDECOL UNIDA… COMO LA ÚNICA VOZ DE LA IGLESIA EVANGELICA EN COLOMBIA!

EDGAR CASTAÑO DIAZ
Presidente
CEDECOL

Leer Noticia